Contacta  
Menu
Contacta

Menos es más: el secreto de las organizaciones adaptativas

Ignacio Jiménez
22 marzo 2021

Desde mucho antes de la crisis COVID, se lleva escuchando en el entorno corporativo la necesidad de transformarse. Parece que es una acción que aparece cada vez que hay un reto por delante, una situación que compromete la viabilidad del negocio y pone en jaque su continuidad.

Como explica Joerg Esser en su artículo en Harvard Business Review, las personas líderes en las empresas que llevan ejerciendo su responsabilidad más de 20 años, están hartas de escuchar la palabra “transformación”. Es una historia que ya le han contado muchas otras veces: “necesitamos transformarnos”.

El autor desgrana en su artículo cómo realizar un giro estratégico fundamental. Se trata de pasar de una concepción estable y óptima de la estructura organizativa y operativa de la empresa, a una concepción adaptable que no es estática ni óptima en un sentido, porque siempre hay un estado mejor basado en las circunstancias cambiantes del entorno.

Esta concepción de adaptabilidad permanente, en la medida en la que es adoptada de manera transversal en la empresa, permite afrontar con éxito las situaciones complejas que vayan apareciendo en el tiempo sin necesidad de vivirlas desde la urgencia de transformarse para sobrevivir, puesto que la esencia de una empresa adaptable es precisamente la de optimizarse continuamente en un entorno de cambio constante. Es decir, no hay crisis sino oportunidades de mejora. Y es que realmente hay un consenso alrededor del hecho de que en general los equipos humanos dan lo mejor de sí en los momentos límite.

Menos es más

Joerg Esser ha investigado sobre cómo mantener los aspectos positivos que emergen en la plantilla en esas situaciones, pero sin necesidad de que estén ligados a contextos de crisis, y ha llegado a la conclusión de que “menos es más”.

La clave para que aparezca la cualidad de adaptación en las personas es poner metas claras y dejar espacio para la acción y el desarrollo individual y la interacción colectiva.

El autor propone una metodología basada en la ciencia, en concreto en la teoría de los sistemas complejos y el concepto de emergencia: la idea de que la complejidad surge de la simplicidad y que las cosas pequeñas forman cosas grandes con propiedades diferentes a la suma de sus partes cuando interactúan como parte de un todo mayor.

Los pilares de su metodología son establecer objetivos y restricciones, crear equipos responsables que puedan reagruparse en función de la necesidad, probar hipótesis con experimentación a baja escala y propiciar el intercambio de ideas. De esta manera es posible que se dé un entorno en donde, en palabras de Joer Esser, “la macrointeligencia y la adaptabilidad del sistema se deriven de las interacciones y los conocimientos locales”. Para ello es necesario que la persona que lidera se enfoque en facilitar dicho entorno adecuado, mucho más que en tomar decisiones operativas.

¿Interesante, verdad? 

〰️〰️〰️〰️〰️

The Secret of Adaptable Organizations Is Trust por Joerg Esser, PhD.

No hay comentarios (todavía)

¡Nos encantaría saber tu opinión!