Contacta  
Menu
Contacta

¿La práctica de meditación tiene efecto en los genes?

Lola Salado
4 febrero 2021

¿Puede la práctica meditativa modular la expresión génica y el epigenoma? La pregunta la hacía en este #NeuroEncounter, Iñaki Martín Subero, uno de los grandes investigadores y mayores expertos nacionales e internacionales en epigenética del cáncer, profesor de Investigación ICREA y meditador.

Su respuesta fue muy sincera: “todavía hay poca investigación, pero los papers existentes son prometedores. Comenzamos a dar los primeros pasos y son muy sugerentes: la práctica meditativa tiene efecto en los genes y la importancia de esto es enorme”.

En una de las investigaciones con pacientes de cáncer de mama, según expuso, la práctica de mindfulness incidía en la disminución de genes proinflamatorios, aumento de linfocitos B y disminución de la respuesta inflamatoria, si bien apostilló: “todo muy sutil”. En otra correlacionaba la práctica de meditación con el enlentecimiento del envejecimiento. A mayor práctica, menor envejecimiento parecen indicar investigaciones que de momento catalogó como anecdóticas pero con un inmenso potencial.

Pero la pregunta retórica de Iñaki no cayó en saco roto. Junto a Carmelo Vázquez y Gustavo G. Diez, los tres investigadores quieren dar respuesta a esta y otras grandes cuestiones: 

¿Es posible tener un impacto positivo en personas con estrés crónico en un formato de 4 días intensivos? ¿Qué cambios epigenéticos, psicológicos, neurológicos podríamos encontrar?

El estrés crónico es uno de los grandes riesgos para la salud que sufren más de 12 millones de españoles en su vida cotidiana, según Cinfa. El gran problema es que no se conocen intervenciones rápidas con un impacto psicobiológico positivo.

Con este reto y desde la evidencia de cómo programas intensivos centrados en características psicológicas, como el optimismo, pueden tener efectos significativos en la salud cardiovascular (Mohammadi et al., 2020), y de que las mejoras en el estado de ánimo pueden fortalecer el sistema inmune (Ayling et al., 2020), el grupo de investigación está diseñando una intervención basada en mindfulness y estilo de vida intensiva para individuos con alto nivel de estrés.

Se trata de un programa intensivo basado en MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) que incorpora elementos del estilo de vida (ejercicio físico, higiene de sueño y alimentación) con una duración de 4 días. La intervención se llevará a cabo en un hotel de la sierra de Madrid en 2021 y 2022, siguiendo escrupulosamente todas las normas de protección frente a COVID-19. 

El programa durará un total de 9 días en los que se realizarán 3 medidas. Los participantes harán el intensivo en 4 días y el resto podrán descansar en un entorno privilegiado. Se tomarán muestras de sangre en 3 tiempos durante estos 9 días, además de una muestra posterior de 4 a 6 meses tras la intervención. Al tiempo se llevará a cabo un estudio de la actividad funcional del cerebro y evaluación psicológica, es decir de los cambios epigenéticos, psicológicos y neurológicos. 

Así que si tienes estrés y quieres participar en el estudio, sigue este enlace

Investigador de referencia mundial

Iñaki ha sido recientemente galardonado con el X Premio Nacional de Investigación de Cáncer Doctores Diz Pintado. Con una trayectoria avalada por 183 artículos que han recibido más de 10.000 citaciones y un índice H de 56, es miembro de grandes proyectos internacionales como el PanCancer, el International Human Epigenome Consortium o el Human Cell Atlas.  Hace dos años el Ciberonc también le otorgó el galardón al mejor investigador joven de 2018.

Con Nirakara Lab inicia la que sin duda será una gran relación de investigación con este primer proyecto. 

¡Bienvenido Iñaki!

Quizás te interesen

estos artículos sobre Estrés

Comentarios (4)